JMJ 2011 León: 2010

23 de noviembre de 2010

5.000 cruces gracias a tí

Parecía imposible pero no lo fue. Pocas semanas antes de que llegase la Cruz de la JMJ a León, había que hacer 5.000 cruces para repartir a los escolares que pasasen por la Catedral en su encuentro con la Cruz y el Icono. Y comenzaron a aparecer manos voluntarias desinteresadas dispuestas a elaborarlas.
Alumnos, padres de alumnos, religiosas de conventos de clausura, grupos parroquiales, voluntarios, amigos, amigos de amigos, grupos de jóvenes… la cadena fue creciendo y… 50, 100, 500, 300, 1.000, 2.500… y así hasta 5.000 cruces hechas por un montón de personas anónimas que quisieron colaborar.
Ha sido increíble acercarme a tanta gente buena, conversar con ellos, hacer, estar, conocer… Esta pequeña gran tarea ha sido la expresión de unos pocos construyen un mucho, mi yo y tu yo hacen que se multiplique. En definitiva, es el Señor el que nos ha convocado y es él quien nos une.
5.000 cruces distintas cuelgan ahora de 5.000 jóvenes leoneses; distintas por el color, pero también por la forma que cada uno le ha ido dando al elaborarla: todos diferentes para una CRUZ en común.




¡GRACIAS A TODOS LOS QUE LO HABÉIS HECHO POSIBLE!

Sara

22 de noviembre de 2010

Después de la CRUZ, a preparar los DED

El fin de semana pasado (12-14 de noviembre) hemos estado en un encuentro de jóvenes diferentes. Si os contamos que se encontraron jóvenes cristianos para compartir su fe, que celebraron la eucaristía, que tuvieron dinámicas, velada, que oraron juntos, nos diréis que no hay ninguna diferencia con los que tenemos habitualmente en nuestros grupos o parroquias. Pero si os decimos que el encuentro fue en Alemania, que allí se reunieron algo más de cien jóvenes cristianos de Francia, Bélgica, Luxemburgo y Alemania; si os decimos que el encuentro fue en francés y alemán, la cosa ya empieza a ser un poco diferente… y más diferente aún porque con esos cien jóvenes celebramos, oramos, compartimos cinco leoneses.

Os estamos hablando del grupo Euregio, jóvenes de cinco diócesis que se unen cada cierto tiempo para prepararse para ir juntos a las Jornadas Mundiales de la Juventud, jóvenes que este verano vendrán a Madrid y que pasarán los DED (Días de Estancias en las Diócesis) en León. Y allí que fuimos un grupo de cinco personas de la Pastoral Juvenil de León a presentarles nuestra ciudad y cómo nos estamos preparando para acogerles. Les contamos sobre la peregrinación a Santiago de este verano, del taller de voluntariado de la Semana de Pastoral, y del paso de la Cruz por nuestra diócesis.

Un viaje que ha tenido un poco de aventura y un mucho de regalo, el regalo de vivir que es mucho más lo que nos une que lo que nos diferencia, porque nos pueden diferenciar los idiomas, los colores, las nacionalidades… pero lo que nos une es Jesús. En el último trayecto del viaje volvíamos en coche de Barajas a León oyendo una canción basada en un poema de Casaldáliga. Cantábamos:
Mis manos, esas manos y Tus manos,
hacemos este gesto, compartida
la mesa y el destino, como hermanos.
Las vidas en Tu muerte y en Tu vida.
Unidos en el pan los muchos granos
iremos aprendiendo a ser la unida
Ciudad de Dios, Ciudad de los humanos

Os aseguramos que se canta con más fuerza cuando uno acaba de vivir esta comunión.

Raquel Osorno


19 de noviembre de 2010

Testimonio con la CRUZ

OS VOY A CONTAR LO QUE YO SENTÍ ANTE LA CRUZ DE LOS JÓVENES.
EL DOMINGO CUANDO LA VI ENTRAR POR EL PASILLO CENTRAL DE LA CATEDRAL EN MANOS DE LOS JÓVENES, SENTÍ UN ESCALOFRÍO POR TODO EL CUERPO. DURANTE LA VIGILIA YO LA MIRABA Y PUSE MIS CRUCES PERSONALES JUNTO A ELLA. PERO CUANDO PUSIERON SOBRE ELLA LA CRUZ DE PAPEL LLENA DE VIDA, PENSÉ “¿CÓMO PUEDO LLENAR DE VIDA MI CRUZ?” Y SEGUÍ PENSADO… “PUES LA PUEDO LLENAR DE VIDA… CON MI ALEGRÍA, CON MI ILUSIÓN, CON MI AFÁN DE SUPERACIÓN, CON MIS GANAS DE VIVIR”. Y ME SENTÍ AFORTUNADA POR ESTAR FRENTE A ESE MADERO QUE ES MUCHO MÁS QUE UN SIMPLE MADERO.
EL MARTES ME PASÓ ALGO MUY BONITO. ANTES DE EMPEZAR EL VÍACRUCIS HUBO UN MOMENTO EN QUE ME VI RODEADA DE LOS VOLUNTARIOS. HABLABAN CONMIGO COMO SI ME CONOCIERAN DE TODA LA VIDA. ESO ME HIZO SENTIR BIEN.
EL MIÉRCOLES EN LA UNIVERSIDAD ME MOLÓ MUCHO. GRACIAS A LOS QUE ME ACERCARON  A LA CRUZ PARA PODERME DESPEDIR DE ELLA.  
BESOS.    

LAURA


10 de noviembre de 2010

La Cruz se despide de León

Después de cuatro días intensos, la Cruz y el Icono se despiden hoy de la Diócesis de Leon. Pasaremos el testigo esta noche a la Diócesis de  Zamora. Antes, habrá estado en el Campus, en las Agustinas Recoletas, en La Robla y en Valencia de Don Juan.
Si queréis ver las fotos de cada uno de los días, id al album de este blog (lo tenéis en la columna de la derecha). 

8 de noviembre de 2010

La Cruz ya está en León. Fotos

Como estaba previsto, la Cruz de los jóvenes y el icono de María llegaron el sábado a León. Algunas de las fotos de las distintas celebraciones os las ponemos aquí. El resto las podréis ver a partir de mañana en el álbum picasa de este mismo blog.









4 de noviembre de 2010

Video de la rueda de prensa de presentación de la llegada de la cruz

Aquí tenéis el vídeo de la rueda de prensa de presentación de la llegada de la Cruz de los Jóvenes a la Diocesis de León



video

3 de noviembre de 2010

Presentación de la llegada de la Cruz a la Diócesis

Rueda de prensa

Si quieres escuchar lo que se ha dicho esta mañana en la presentación de la llegada de la cruz, vete a la WEB de la Diócesis. Ahí puedes descargarte los audios en mp3

Fotos de la presentación de la llegada de la Cruz

El miércoles 3 de noviembre, se ha presentado a los medios de comunicación, la llegada de la Cruz y del Icono a la Diócesis. El Obispo y el Delegado Episcopal de Pastoral Juvenil, que han estado acompañados por un grupo de voluntarios, han expresado la importancia de este acontecimiento y han detallado el calendario de celebraciones. La nota completa la podéis leer aquí.

Os dejamos también algunas fotos






2 de noviembre de 2010

Itinerario del Via Crucis con la Cruz de los jóvenes

Ya está disponible el itinerario del Via Crucis que recorreremos por las calles de León con la Cruz de la JMJ el próximo 9 de noviembre a partir de las 19 h:

1.    Iglesia de Nuestra Señora del Mercado
  • El  vía crucis comienza en el interior de la iglesia con la acogida y la motivación del mismo.
  • La primera estación se rezará en el exterior de Ntra. Sra. del Mercado en la Calle Herreros junto a la calle Mercado
Calle Herreros y Calle Escurial
2.    Puerta del Monasterio de las Benedictinas de Santa María de Carbajal
3.    Plaza del Grano. Crucero en el ábside de la iglesia
      Calle Juan II y Calle Fernández Cadórniga
4.    Plaza de Don Gutiérre
       Calle Zapaterías, Plaza de San Martín y Calle Plegarias
5.    Puerta de la iglesia de San Martín
6.    Plaza Mayor
       Calle Bermudo III (Torre de los Ponce), Calle de Serradores y Calle Panaderos.
7.    Puerta de la iglesia de San Pedro de los Huertos
       Plaza Puerta Obispo y Plaza de Regla
8.    Plaza de la Catedral
      Calle Ancha
9.    Capilla del Cristo de la Victoria
       Calle Ancha y Plaza de san Marcelo
10. Cabecera exterior de la iglesia de San Marcelo
      Calle Teatro y Calle la Rúa
11. Calle de la Rúa confluencia con Calle General Lafuente
      Calle la Rúa
12. Portada del Convento de las Concepcionistas
      Calle San Francisco y Plaza de San Francisco
13. Puerta de la iglesia de los PP. Capuchinos
      Jardín de San Francisco, Calle Santa Nonia
14. Capilla de Santa Nonia



Carta Pastoral del Obispo ante la llegada de la Cruz

Carta Pastoral del Obispo de León

Mons. Julián López Martín ha escrito una Carta Pastoral con motivo de la llegada de la Cruz de la JMJ y del Icono de María a León. Léela en la web de la Diócesis

29 de octubre de 2010

Materiales preparatorios para la llegada de la Cruz

Materiales preparatorios (2)

TRIDUO E
N HONOR DE LA SANTA CRUZ

La cruz es la señal del cristiano. Pero esa señal externa ha de ir acompañada de algunas señales
 interiores que reflejen esas actitudes con las que hacemos nuestro el espíritu que la cruz evoca. Al lado y a la sombra de la cruz de Jesucristo, reflexionamos brevemente sobre las tres actitud y virtudes que nos definen como cristianos: la fe, la esperanza y la caridad. Nuestras reflexiones siguen el esquema de breves catequesis: parten de la experiencia humana, evocan la enseñanza bíblica y nos devuelven a la existencia con la voluntad de modificarla.

1. La fe

La fe ha sido ridiculizada como si se tratara de un fácil recurso para los que son incapaces de actuar de acuerdo con la razón. Para muchos, la fe sería un fácil atajo para los desprovistos de capacidad intelectual para darse explicaciones sobre la vida y la naturaleza. En ese caso se olvida que la fe es, sobre todo, confianza. Otros pretenden mantener la fe, sin aceptar su espíritu. Se profesan “creyentes no practicantes” como si fuera posible tal incoherencia. Y otros actúan –también en nuestras hermandades y cofradías- como “practicantes no creyentes”.
a. Y, sin embargo, la fe es necesaria y exigente, fuente de vida y de energía. Hasta en el plano puramente humano necesitamos la fe. Nos apoyamos en un muro o en una silla, confiando en que soportará nuestro peso. Si no creyéramos en otras personas, no sólo sería imposible la amistad, el amor y el matrimonio, sino también las relaciones comerciales y aun la simple convivencia.
b. La revelación bíblica nos recuerda la fe de Abraham. Se fió de Dios y Dios salió fiador por él. María de Nazaret es saludada por su pariente Isabel como la “creyente”. Y el evangelio de Juan termina alabando a todos los que “creerán sin haber visto”. San Pablo nos recuerda que la cruz es para los judíos escándalo y para los griegos necedad, pero es fuerza de Dios para los que creemos en el Señor.
c. En consecuencia, quienes creemos en Jesús Nazareno, comprendemos nuestra fe como un don y una tarea. Como don que es, la pedimos humildemente cada día y la agradecemos a Dios. Creemos, pero pedimos al Señor que nos aumente la fe, como el padre del niño epiléptico curado por Jesús. Como tarea que nos ha sido confiada, procuramos alimentar la fe con la meditación de las Escrituras, vivirla y testimoniarla en la vida y difundirla en nuestra sociedad.

2. La esperanza




Nuestra sociedad mantiene una actitud ambigua ante la
esperanza. Por una parte dice estimarla y procura mantenerla con el anhelo de un futuro mejor. Pero por otra parte, la reduce a un fácil optimismo y la confunde con una ilusión meramente pasiva. Además, el espíritu de la postmodernidad aconseja a la persona olvidar el futuro y disfrutar del presente porque “eso es lo que hay”.  Ha olvidado la fuerza de “la niña esperanza”, a la que admiraba el mismo Dios en el poema de Charles Péguy.
a. Para San Isidoro, la esperanza  (spes) evocaba al pie (pes), es decir, la itinerancia, la decisión de mantenerse en camino. Aun en el plano estrictamente humano, necesitamos la esperanza en el futuro para poder proyectar el presente. Nadie plantaría un árbol ni escribiría un libro ni  engendraría un hijo si no esperara en el mañana. Por otro lado, sabemos que no sólo esperamos algo, sino que esperamos en alguien. Para ello necesitamos superar las grandes tentaciones de la presunción y la desesperación.

b. La revelación bíblica nos presenta como icono de la esperanza a los exploradores que Moisés envía a reconocer la tierra de Canaán. Diez de ellos regresan desalentando a su pueblo. Sólo Josué y Caleb traen a sus hermanos palabras de aliento y los mejores racimos de la tierra prometida. Sólo ellos podrán entrar en ella. Jesús se presenta a los enviados por Juan como el Mesías esperado, pero los discípulos son invitados  a esperar su manifestación final, manteniéndose en vela y en oración, en trabajo y caridad. Por eso dice Pablo en la carta a Tito que vivimos con sobriedad, justicia y piedad mientras aguardamos la manifestación del Señor. 
c. En consecuencia, podemos saludar a la cruz con la jaculatoria tradicional: “Salve, oh Cruz, nuestra única esperanza”. Como a los discípulos de Emaús, la cruz nos libra de nuestras esperanzas egoístas y nos abre al misterio de la vida y al reconocimiento de Jesucristo. Por eso pedimos que, como personas y como comunidad, podamos ser signo y promesa de esperanza para nuestro mundo.

3. La caridad

En nuestro mundo, la “caridad” es considerada como una limosna que favorece alimenta el orgullo evasivo de quien la entrega  y no modifica la situación estructural que la motiva. No se la ve como una actitud humana y humanizadora. Para esa dimensión se pretende sustituirla por la “solidaridad”, que no deja de ser ambigua, a su vez.
a. En un plano simplemente humano, la persona necesita salir de sí misma para ser realmente humana. El egoísmo nos destruye. Quien comparte sus bienes, su tiempo y su existencia no se pierde sino que se gana a sí mismo.
b. En la revelación bíblica, los textos de Isaías nos recuerdan que el ayuno agradable a Dios es partir el pan con el hambriento. Jesús nos ha pedido amar gratuitamente, como el padre nos ha amado. Y San Pablo ha recogido en la primera carta a los Corintios un himno estupendo en el que la caridad se presenta vinculada a todas las mejores actitudes que hacen a la persona libre y generosa. Para San Juan, Dios es amor. Él nos ha amado primero. Y al amar a los demás no hacemos sino transmitir el amor que de Él recibimos.
c. En consecuencia, como ha escrito el papa Benedicto XVI en la encíclica Deus caritas est, vemos en la cruz de Jesucristo la revelación definitiva del amor de Dios y la invitación a hacer del amor la clave de nuestra vida personal y de toda nuestra sociedad. Ese amor de caridad de ninguna manera sustituye a la justicia, sino que la completa y humaniza. El amor cristiano no puede ser ideologizado ni convertido en una estrategia de partidos. Es libre y universal. Los hermanos y las hermandades han de ser distinguidas por el ejercicio concreta de esa caridad que viene de Dios. 

4. Celebración de la Santa Cruz


La celebración de la Exaltación de la Santa Cruz es un momento privilegiado para meditar la hondura y la seriedad de nuestra vida cristiana. Para los miembros de una Hermandad tan antigua y venerable es, además, la ocasión para renovar la profesión de lo que cree, lo que espera y lo que anuncia con su vida.
a. En el mundo de hoy la “provocación” se ha convertido en un ideal. Los escritores y los directores de películas tienen más éxito cuanto más provocadores sean. Es verdad que su provocación se dirige solamente contra los símbolos y los valores cristianos. Tal  provocación es barata y rentable a la vez.
b. Sin embargo, la gran provocación es la cruz. Llevarla al cuello, pasearla por nuestras ciudades y venerarla es proclamar la inocencia del Justo injustamente ajusticiado. Es valorar los valores por los que Él vivió y murió. Dar la razón a un condenado es negar la razón a quien lo condenó y sigue condenándolo.
c. En consecuencia, como cristianos aceptamos a Jesucristo como Salvador y veneramos su cruz como el signo de la salvación. Nos negamos a admitir otros salvadores y otra salvación. Y renunciamos a imponer más cruces sobre los hombros de los hombres. Como miembros de una Hermandad con tantos siglos de veneración a la Cruz del Nazareno nos comprometemos a vivir de este espíritu y a transmitirlo con decisión y humildad a las nuevas generaciones.


José-Román Flecha Andrés
Universidad Pontificia de Salamanca
Sevilla, 21-24 de septiembre de 2006


La Cruz y el Icono en la Diócesis. CRUZa la Vida

Materiales preparatorios (1)


Aquí tienes algunos textos sobre la CRUZ


«Es necesario, por tanto, que a los pies de la Cruz del Calvario acudan espiritualmente todos los que sufren y creen en Cristo y, en concreto, los que sufren a causa de su fe en el Crucificado y Resucitado, para que el ofrecimiento de sus sufrimientos acelere el cumplimiento de la oración del mismo Salvador por la unidad de todos (cf. Jn 17, 11. 21-22). Acudan también allí los hombres de buena voluntad, porque en la Cruz está el "Redentor del hombre", el Varón de dolores, que ha asumido para sí los sufrimientos físicos y morales de los hombres de todos los tiempos, para que en el amor puedan encontrar el sentido salvífico de su dolor y respuestas válidas a todos sus interrogantes. Junto a María, Madre de Cristo, que estaba al pie de la Cruz (cf. Jn 19, 25), nos detenemos junto a todas las cruces del hombre de hoy (...). Y a todos vosotros, los que sufrís, os pedimos que nos sostengáis. Precisamente a vosotros que sois débiles, os pedimos que os convirtáis en fuente de fuerza para la Iglesia y para la humanidad. ¡En el terrible combate entre las fuerzas del bien y del mal, que nuestro mundo contemporáneo nos ofrece de espectáculo, venza vuestro sufrimiento en unión con la Cruz de Cristo!»

(JUAN PABLO II, Salvifici doloris)

8 de octubre de 2010

Ya está en camino

CRUZa la Vida

Del 6 al 10 de noviembre


video

Por Dani Álvarez

7 de octubre de 2010

Cuenta y comparte tu experiencia

Anima a otros a participar.
Si eres miembro de alguna de las subcomisiones de la Comisión diocesana de la JMJ; si has participado en el taller de la Semana de Pastoral; si vas a ser voluntario en los días en que la Cruz de los Jóvenes esté en León; si estás decidido a participar en los DED, acogiendo a los 2.500 jóvenes que estarán en la Diócesis; o si formas parte de una familia que va a recibir en su casa a alguno de estos peregrinos en agosto de 2011,

CUÉNTALO. DÉJANOS TU COMENTARIO Y HAZ QUE OTROS SE ANIMEN.

Forma parte de algo grande

¿Te lo vas a perder?

Si quieres, tú también puedes formar parte de algo grande.
Hazte una idea. Echa un vistazo aquí

6 de octubre de 2010

Cómo colaborar con la JMJ y con los DED

Hay muchas maneras de colaborar con la JMJ Madrid y con los Días en las Diócesis en León. Puedes inscribirte en alguna de las subcomisiones preparatorias que ya están trabajando. Puedes participar como voluntario. Puedes ser familia de acogida. Si no puedes colaborar de ninguna de estas maneras pero quieres participar de alguna forma, puedes hacer una donación económica en el siguiente número de cuenta:
Caja España: 2096 0080 60 3009068004

Mensaje del Papa para la JMJ 2011

Benedicto XVI ha hecho público el Mensaje para la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011, con el mismo lema:
"Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe" (cf. Col 2, 7)

Léelo aquí

28 de septiembre de 2010

El Obispo de León se reunió en Bogotá con los peregrinos de la JMJ

Mons. Julián López Martín que ha estado en Colombia (17-26 de septiembre), se reunió el 19 de septiembre, en la Parroquia Santa María del Prado de Bogotá, con algunos de los peregrinos de la delegación de esta Arquidiócesis rumbo a la Jornada Mundial de la Juventud; allí D. Julián presidió la eucaristía del domingo,  acompañado por otros sacerdotes.
Durante la jornada, en primer lugar, Mons. López Martín se encontró con miembros del comité Oficial Organizador quiénes lo recogieron para llevarlo a la curia, en el centro de la ciudad, con motivo de una reunión que tenía programada con el  Señor Arzobispo de Bogotá, Rubén Salazar.  Seguidamente, aprovechando que se encontraba en una zona representativa de Bogotá, el Obispo acompañado por el Comité Oficial Organizador, realizó un recorrido por el sector, donde pudo conocer un poco de los contrastes que se muestran en la ciudad; desde La Plaza de Bolívar hasta el Chorro de Quevedo, pasando por la Candelaria hasta el barrio las Cruces, desde la Torre Colpatria hasta el barrio Egipto, para finalizar en el norte de la capital.
Después de su jornada turística por Bogotá, el Obispo de León almorzó con los miembros del Comité Oficial Organizador de la JMJ. Este encuentro permitió a Mons. Julián López conocer las instalaciones del comité y así mismo, se enteraró de cómo va el proceso que se está liderando desde la Arquidiócesis de Bogotá para a la Jornada Mundial de la Juventud. Del mismo modo, el Obispo de León aprovechó para adelantarles detalles sobre la preparación de la Diócesis de León en orden a recibir a los peregrinos de la Arquidiócesis de Bogotá durante los DED, previos a la Jornada.
El día concluyó en la Parroquia Santa María del Prado, con el encuentro con los peregrinos quienes se mostraron muy entusiasmados por la visita del Obispo. Asimismo Monseñor Julián López, manifestó su asombro y alegría ante la convocatoria que ha tenido la Arquidiócesis y el evento de la Jornada Mundial dentro de la juventud capitalina, la idea de que tantos jóvenes vayan a ser parte de su diócesis, es un factor de motivo y de trabajo en pro de la preparación rumbo a la JMJ, y en especial para el programa de los DED, desde la Diócesis de León.

6 de julio de 2010

Apuntarse a la JMJ, un gesto solidario

Inscribirse en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid ayudará a jóvenes con menos recursos económicos a acudir a esta cita.

Como la participación en los actos principales de la JMJ es libre y gratuita, la campaña pretende aumentar el número de jóvenes que se inscribe y contribuye económicamente a la organización y al fondo de solidaridad. En las Jornadas precedentes, el porcentaje de inscripción estaba alrededor del 25% de los asistentes: el reto para esta edición es alcanzar el 40%.

En la campaña han participado cerca de 300 voluntarios convocados a través de Facebook, Twitter y Tuenti. La grabación de la campaña es obra de la productora publicitaria Lee Films, mientras que el departamento de Comunicación de la JMJ se ha hecho cargo de la creatividad.

El rodaje ha tenido como escenario el estadio Santiago Bernabéu. Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, ha mostrado su satisfacción por el entorno seleccionado: "Estamos orgullosos de colaborar con este gran encuentro mundial de jóvenes; esperamos y deseamos que sea todo un éxito".

Gabriel González-Andrío, director de Marketing de la JMJ, ha explicado que “la campaña es de ámbito internacional y se distribuirá fundamentalmente en medios digitales, ya que ahí están los jóvenes”. Las Jornadas de Madrid ya cuentan con más de 110.000 seguidores en las redes sociales.


MIRA EL VIDEO

2 de julio de 2010

8 de junio de 2010

El responsable de la JMJ en Bogotá visitó León

500 jóvenes procedentes de la Arquidiócesis de Bogotá (Colombia) estarán en León en
los Días en las Diócesis (DED). Carlos Iván Martínez Urrea es el sacerdote responsable
de la JMJ en la Diócesis colombiana y ha pasado por León para concretar algunos detalles
y conocer cómo se está preparando esta importante celebración y conocer algo más
la Diócesis que albergará a los jóvenes colombianos. Hemos charlado con él y nos ha
contado cómo se están preparando allí para la JMJ y por qué han elegido León como
destino previo a Madrid.

¿Cuáles han sido los motivos por los qué la Arquidiócesis de Bogotá ha elegido la
Diócesis de León como lugar para participar en los DED?

Ha habido una doble coyuntura. La primera, como criterio en la Arquidiócesis buscamos
diócesis que no queden cerca de la ciudad dónde se desarrollan las Jornadas. Por este
motivo buscamos en el mapa y ubicamos León, una ciudad que queda al norte y que
coincidía con nuestros criterios. Y en segundo lugar, yo estudio en la Universidad de León
a distancia, y alguna vez, viniendo por aquí por esta circunstancia académica, la ciudad
me pareció muy hermosa. Entonces, conversando con nuestro arzobispo, el Cardenal
Pérez Rubiano, y viendo las posibilidades creímos que León podía ser una opción,
contactamos yse han dado las circunstancias: el elemento de búsqueda y la belleza de
la ciudad.

¿Cuántos peregrinos se espera que lleguen desde Bogotá a León?

Nosotros estamos en proceso de inscripción desde octubre de 2009. Nos ha tocado
gestionar varias jornadas desde el año 2000 y la experiencia nos muestra que hay que
trabajar con suficiente tiempo. En este proceso estamos y calculamos que a la Diócesis
vendrán 500 jóvenes, de la ciudad de Bogotá y algunos de sectores del país.
¿Cómo está preparando la JMJ en la Arquidiócesis de Bogotá, cómo está siendo
la motivación?

Ciertamente, la JMJ en el país ya ha hecho un importante camino porque hemos venido
participando como grupo desde el año 2000 y siempre está la expectativa de la nueva
Jornada. Y eso ayuda en la convocatoria. Además de eso, existe todo un plan de formación
y motivación que se traduce en una serie de programas, por ejemplo, el programa
“Camino de Emaús”, que es un programa de formación espiritual para los jóvenes
peregrinos; “Samaritanos”, “Miércoles de ahorro", que les invita a ahorrar… en fin son
seis programas que contribuyen a la convocatoria y a la motivación y a la preparación.
También debo decir que hemos aprovechado muchos las nuevas tecnologías –Internet,
Facebook, todas las redes sociales- para convocar. En cualquier caso tenemos un criterio,
se convoca a jóvenes vinculados a procesos de Iglesia. Y en esa dinámica estamos desde
octubre y ya tenemos una buena parte de la delegación que debe prepararse con un tiempo
importante, por lo menos, siete u ocho meses antes la persona debe estar en proceso,
los que llegan después ya va a ser más difícil que participen.
¿Cómo estáis viendo a los jóvenes en esa
preparación, cuál es su actitud?

Los jóvenes están muy motivados porque hay varios elementos: el encuentro, el encuentro
con el Papa, viajar y viajar a otro continente: venir a Europa, todo eso son  elementos muy
motivadores. El otro elemento es que es España y hay muchos vínculos, hay una relación
muy estrecha, el idioma, las familias, con estos factores la motivación es grande, desde el
punto de vista religioso pero también desde el punto de vista cultural, que es un aspecto
que nos interesa muchísimo, dar a conocer una imagen de país que no suele ser la imagen
que presentan los medios de comunicación. Colombia no es un país sólo del conflicto,
la violencia, el narcotráfico, sino que es un país rico en cultura, en la fe,  en jóvenes llenos
de espiritualidad, con una visión del mundo mucho más optimista. Entonces se trata de
mostrar un país joven, un país con gran riqueza y en definitiva, se trata de compartir lo
que somos.

¿Cómo os gustaría que fuese la interrelación de los jóvenes colombianos con los
jóvenes leoneses y los que vengan a León de otros lugares del mundo en los DED?

Desde que en Francia se establecieron los DED, se descubrió que ese es un momento de
intercambio realmente esencial y espectacular. De cara a ustedes, nos interesa compartir
con la cultura de  la Diócesis de León, es decir, conocer cómo son ustedes y con lo que yo
he experimentado estos días, garantiza que va a ser una experiencia bella. Y de cara a
nosotros, queremos mostrar una visión latinoamericana de la fe, de nuestra cultura, y
mostrarle también a los jóvenes que es posible ser joven cristiano en el mundo de hoy
sin ser anormal ni nada raro, sino ser un joven común y corriente y vivir con alegría la fe.